Biotupper

Comida real a domicilio. 

La historia de BioTupper® nace en los entresijos de un plató de televisión, cuando los tapers de Nerea, su creadora, se hacen cada vez más populares entre sus compañeros de trabajo. Fue entonces cuando nació su idea de servir Real food a domicilio, productos de temporada y proximidad, sanos, sabrosos y elaborados sin químicos ni aditivos, eso sí, dentro de un tarro de cristal como cuando ella era pequeña, todo bajo un sistema de retorno de envase, el reciclaje del pasado y del futuro.

Y es justo de la sencillez y la autenticidad de su propuesta culinaria y de su embalaje, unos clásicos tarros de cristal con tapa negra, en lo que nos basamos para conceptualizar su imagen de marca, dando como resultado un logotipo clásico, sencillo, ingenioso y … transparente. Un juego visual elegante en el que con un simple guiño al embalaje original comunicamos los valores de la marca BioTupper®: bio-sostenibilidad, color, arte y naturalidad.

Para la etiquetas propusimos un «diseño de temporada» tan vivo y cambiante como la propuesta culinaria en sí misma. Basado en una idea de rotación de diseños, referenciados en vanguardias artísticas, para cada estación. Tratando a la gráfica como si de una receta se tratara, combinando los recursos artísticos como si de ingredientes se tratasen.

Biotupper

Comida real a domicilio. 

La historia de BioTupper® nace en los entresijos de un plató de televisión, cuando los tapers de Nerea, su creadora, se hacen cada vez más populares entre sus compañeros de trabajo. Fue entonces cuando nació su idea de servir Real food a domicilio, productos de temporada y proximidad, sanos, sabrosos y elaborados sin químicos ni aditivos, eso sí, dentro de un tarro de cristal como cuando ella era pequeña, todo bajo un sistema de retorno de envase, el reciclaje del pasado y del futuro.

Y es justo de la sencillez y la autenticidad de su propuesta culinaria y de su embalaje, unos clásicos tarros de cristal con tapa negra, en lo que nos basamos para conceptualizar su imagen de marca, dando como resultado un logotipo clásico, sencillo, ingenioso y … transparente. Un juego visual elegante en el que con un simple guiño al embalaje original comunicamos los valores de la marca BioTupper®: bio-sostenibilidad, color, arte y naturalidad.

Para la etiquetas propusimos un «diseño de temporada» tan vivo y cambiante como la propuesta culinaria en sí misma. Basado en una idea de rotación de diseños, referenciados en vanguardias artísticas, para cada estación. Tratando a la gráfica como si de una receta se tratara, combinando los recursos artísticos como si de ingredientes se tratasen.

Proyectos relacionados de branding y diseño de packaging para restauración

Proyectos relacionados de branding y diseño de packaging para restauración

Proyectos relacionados de branding y diseño de packaging para restauración